Patrías, Países e Ideologías

Todo ser humano se siente ligado por vinculación histórica, afectiva y por sus leyes al país en que ha nacido.  Todo ser humano tiene el sueño de surgir en su país de origen, de estudiar, de formarse como profesional de carrera; algunos optan por servir de otra forma a la comunidad, de hacer sus negocios, de ver realizados sus sueños y esperanzas, de formar familias, de tener hijos e ir avanzando paulatinamente según como marche el país.

Todos queremos surgir con el progreso al compás de las grandes innovaciones y al ritmo de los grandes adelantos tecnológicos, culturales, sociales, es decir conformar un país o estado sólido e independiente, ser parte de un país desarrollado o en vía de desarrollo a todos los niveles.

Pero la historia a través del tiempo nos muestra que no es fácil avanzar como uno cree; esto se debe a agentes externos e internos que han hecho retroceder dichos avances, esto se pudo ver en países que dieron un giro de 180 grados para paralizar este desarrollo.

En casi todos los países hay elecciones democráticas libres, donde son escogidos por votos las personas que van a conducir los destinos de los países por 4,5,6 años y los pueblos son los que tienen fuerza con sus votos: es la voluntad popular, la soberanía pertenece al pueblo.

Ahora bien, hay diferentes tipos de gobiernos, que han deformado  el avance de algunos países: la historia nos lo demuestra, a través de las penurias que algunos países han pasado por el empeño de algunos de sus líderes, presidentes, caudillos etc. Ejemplo: el fascismo en Italia, formado y fundado por Benito Mussolini, en el año 1918, después de la primera guerra mundial, hasta su desaparición en 1939.

Era un movimiento político social de carácter totalitario y nacionalista y su lema era “el pueblo es el cuerpo del Estado y el Estado es el espíritu del pueblo”. También podemos citar al nazismo. Un pueblo, un imperio, un líder: Adolfo Hitler, Alemania nazi.  Todo el poder se concentró en su líder y su palabra estaba por encima de las leyes; controlando las opiniones públicas a través de mítines, películas y propagandas controlando toda expresión artística.


Los judíos fueron considerados personas indeseables y fueron perseguidos y aniquilados, esta ideología se basó en la raza pura, de un carácter antidemocrático y totalitario: todo se basa en la patria y la raza.  Nace el nacionalismo obrero, menos mal que fue derrotado.

En otras latitudes surge el comunismo como la panacea para resolver todas las dificultades económicas. Cada quien obtendrá lo suyo según sus necesidades, todo desarrollo partirá del Estado, no habrá clases sociales, ni propiedades privadas, ni medio de producción: todo se regirá según lo establezca el Estado.

La economía será dirigida por una cooperativa,  siendo el motor un único partido totalitario, para así enfrentarse al “capitalismo salvaje” o al imperialismo en plena expansión. Ahora bien, la otra cara de la moneda es el capitalismo que es un régimen económico que se basa en la existencia de una economía de libres empresas.

El capitalismo es el principal impulsor de la producción y creador de riquezas.  El capital es el factor predominante y a su vez ha transformado a las grandes ciudades en concentraciones urbanas de grandes masas de gente pobre y separada por capas sociales donde las calles están repletas de negocios, restaurantes, establecimientos comerciales pero que todos no pueden participar de ellas por no tener los ingresos suficientes para poder disfrutar de lo que ofrecen en sus vidrieras, creo que los países están girando de una forma a como la dirigen sus líderes sin realmente ver sus resultados.

Es como suprimir la individualidad, es como cortarles las alas a las aves, es como castrar al individuo en sus pensamientos e ideas.  Cuando se aplica esta forma manipuladora por algún gobierno todo lo nuevo desaparece, cualquier sombra o estímulo de iniciativa desaparece convirtiendo al individuo al “camino del yo no”.

Suprimiendo todo deseo de superación porque la creatividad en su conjunto requiere de libertad de pensamiento, acción, ideas, darle toda la oportunidad para la transformación del hombre, porque el método  aplicables en muchos países, es suprimir el sentido individualista y todo proceso de educación adquirido ya no tendrán vigencia porque se destruye todo concepto de valores y todo el sentido básico de su inteligencia tratando de cambiar toda su estructura evolutiva.  No puede haber libertad interior al ser suprimido como persona creativa.

Todos esos conceptos políticos e ideológicos tienen que cambiar en pro del bienestar y del verdadero equilibrio humano.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *