Los Problemas y la Mente

La mente es un conjunto de facultades que poseemos los seres humanos, tales como: el pensamiento, la percepción y la memoria. Podemos pensar de diferentes maneras y así reflexionar y formular nuestras propias representaciones, las cuales podemos modificarlas a nuestra voluntad e imaginar todo tipo de situaciones, pasadas, presentes y futuras.

Alrededor de nosotros siempre hay factores que algunas veces pueden crearnos cierta duda: un saludo no contestado o una mala respuesta que creemos oír o percibir; tenemos que estar alertas de no caer en esos pensamientos negativos creados por nuestra mente que nos generan estrés. Muchos de esos problemas nosotros mismos nos los creamos en nuestra vida cotidiana; pero cuando esos problemas se hacen permanentes son de proporciones alarmantes. Hay que buscar ayuda, eso puede ser creado por: agotamiento emocional, manías, insomnio, privación de sueño, que produce un estado de alarma en las personas que lo padecen.

Puede ser que algún problema surja de repente y esto sea un trampolín emocional para mejorar nuestras vidas y buscar la fórmula más apropiada para buscar en nosotros la tranquilidad deseada. Acuérdense que si la vida fuera toda una maravilla: muy tranquila, todo en calma, sencillamente seríamos vegetales.

El hombre poco a poco va madurando, es un proceso lento, es como beber en una fuente de aprendizaje donde el individuo se nutre de experiencias vividas. La vida le va dando forma a su conducta emocional.

La vida está llena de sorpresas: cosas buenas y cosas malas, en nuestro recorrido estamos acompañados de muchas facetas, es como subir por una escalera donde podemos encontrar peldaños falsos o rotos, pero vivir la vida resignado a todo lo que pasa sería como un suicidio cotidiano, ajeno a la realidad en un estado de inopia total.

El hombre tiene que saber enfrentar todo tipo de problemas asumiendo una posición inteligente, para así poder responder con acierto los retos que nos depara la vida y borrar de la mente esas pequeñas travesuras que nacen de nuestros pensamientos y hace ver cosas que realmente no hay o existen. Hay que engavetar, no podemos ir dando traspiés con las piedras que hay en el camino. Sabemos que la vida no es sencilla y estamos llenos de complejos de superioridad y si no podemos romper esas barreras invisibles que nos dañan, estaremos metidos en un laberinto de emociones, sin poder enfrentarlas ni poderles dar respuestas inmediatas a todos los que nos perturben. Muchas veces conseguiremos eventos de menor importancia y nosotros las hacemos crecer y de eso hacemos tremendo rollo que nos afecta y también a los demás.

Si dejáramos de pensar, dejaríamos de vivir. Tenemos que aprender a controlar nuestra mente para así poder vivir este gran espectáculo que es la vida, no somos iguales, eso lo hace más interesante. Aceptémonos tal cual como somos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *