Normal o Anormal

Todo lo que se halla en su estado natural, sin alteración de ningún agente externo, ni interno, se puede llamar un estado normal y por la naturaleza que ha sido creado sigue unas normas fijadas de antemano.

El ser humano ha creado normas y bajo ese criterio ha de ajustarse el individuo, en todo el ámbito general donde se desenvuelve.

Anormal es todo lo contrario si vamos a la interpretación para el ser humano este se encuentra en un estado que no es propio, es incoherente, puede ser por desajustes físicos y psíquicos por su poco desarrollo físico mental, ya lo decían los antiguos griegos en cuerpo sano mente sana.

Ahora bien, siempre hay en la vida muchos factores que presentan pequeños problemas, estos pueden ser originados por la mala interpretación de ideas o sugerencias formuladas en una conversación y esto crea incomodidad de algunas personas que no perciben realmente lo que se dice o se quiere decir.

Todo es muy complejo, la vida de hoy es un reto, es muy difícil de crear patrones de conducta igual para todos y que todos puedan acatarlos de la misma forma. Hay muchos ejemplos que podemos citar en nuestras vidas, de actos normales y actos anormales que suceden a diario acuérdense que la mente es terrible y nos hace pesar momentos desagradables.

Fíjense por ejemplo, un genio en matemáticas, física o química, de una inteligencia más elevada que lo normal, puede hacer grandes fórmulas matemáticas, llegar a hacer grandes descubrimientos, pero muchos de ellos no están al día con la vida cotidiana, como: manejar vehículos, manipular un celular, hacer transacciones bancarias o desarrollar una conversación interesante de la vida cotidiana porque él ha estado sumergido por mucho tiempo en sus investigaciones.

Es muy diferente la inteligencia y el conocimiento, la información indudablemente para este tipo de personas es muy difícil de llevar una vida ajustada a los diferentes patrones de conducta fijadas.

Ahora bien ¿leer hace a una persona más inteligente? ¿La hace más feliz? o ¿La hace estar más informada?  y el conocimiento de esa persona le hace ver el mundo de una diferente dimensión, lo ve muy diferente al ignorante al que no lee, estudia, pero que la vida para él es un goce, un placer.

No ver más allá de sus narices es vivir la vida sin tantas angustias, casi rozando la felicidad en lo cotidiano, pero creando sus propias normas de conductas, una vida totalmente diferente en sus puntos de vista a lo normal establecidos bajo otro criterio de lo que es bueno o es malo pudiendo manipular a su juicio lo que él establezca de su conducta y cómo manejar sus normas en los círculos donde se desenvuelven.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *