La Naturaleza

Fuente

Es la perfección de la vida, es algo independiente del artificio, se forma solo con la fuerza de ella, es algo espontáneo en su formación.  También es lo que se puede imitar de una forma natural y con propiedad.

La naturaleza es hermosa, es bella, es cautivadora, embriagante e inspiradora.  Son muchas las opiniones que se le pueden atribuir a ella y a lo natural.

Fuente

Esta ha inspirado al hombre a imitarla en una amalgama de formas y caprichos a través del arte.  La naturaleza en sí ha sido el elemento principal que ha inspirado a miles de artistas a recordarnos con sus obras que la naturaleza está ahí y que somos parte de ella.

Fuente

Desafortunadamente el hombre en su afán de grandeza en la invención de falsas creencias y de idolatrar a dioses hechos por él mismo, se ha olvidado realmente de la madre naturaleza, la verdadera madre de la humanidad y por su ceguera, sin darse cuenta que con los abusos que comete, la armonía tiende a desaparecer y con ella la humanidad.

 

Los Hienidos o Hienas

Fuente

Son unos mamíferos carnívoros pertenecientes a la familia feliformia , aunque son familia cercanas a los felinos se parecen más a los canidos: perros, lobos, etc.  Las hienas no pueden trepar a los árboles.  Ellas cazan como los perros. Desgarran con los dientes, no con las garras. Son animales nocturnos.  Están especializadas en comer carroña y triturar huesos. Continue reading “Los Hienidos o Hienas”

Mentiras y Creencias

Fuente

Hace mucho tiempo, reunidos alrededor de una fogata escuchaban atentamente al jefe de la tribu.  Este se hacía acompañar de los hombres y mujeres de más edad y jerarquía. Ellos se sentaban junto a él.   El gran conglomerado escuchaba atentamente.  Era un cuento narrado al caletre y por generaciones ha pasado de boca en boca.  Era un relato lleno de magia donde dioses y guerreros eran los protagonistas de los episodios épicos de antaño.  Conforme pasaban los años siempre se le agrega algún componente nuevo para así enriquecer más la narración y hacerla más agradable para todo oyente de la tribu o clan.  Siempre ha sido así, a través de la historia el hombre ha escrito a su manera y a su conveniencia con mentiras y verdades, con el fin de mantener y manipular a su misma especie bajo engaños y sugestión.

En nuestra vida todos hemos dicho alguna mentira, esta está asociada con sentimientos de traición, desconfianza, engaños, disgustos, aquí es donde se cuestiona la moral.  El hombre mentiroso se engaña a sí mismo, y para el necio es un mecanismo de autodefensa.

El hombre siempre ha manipulado y ha creado incertidumbre en las sociedades, ejemplo, la religión.  Toda religión es el producto de ideas hechas por el hombre para obtener beneficios y así poder manipular a las masas o a las sociedades.  La biblia no puede ser la palabra de Dios, es la palabra del hombre de carne y hueso que a través de los siglos se ha beneficiado con sus mitos, leyendas y mentiras, que él ha escrito sobre un Dios creado por él mismo.

Fuente

Decía Einstein:  “la palabra de Dios es para mí nada más que la expresión y producto de la debilidades humanas son supersticiones infantiles”.

Las mentiras bien manipuladas han llegado a calar la mente de muchas personas en busca de la verdadera verdad y felicidad caen en la red del pescador de falsas promesas, que a través de sus libros, sermones, opiniones, se han abierto paso con un tipo de ideas filosóficas de poca profundidad y de bases no sólidas, buscando solucionar y resolver todo tipo de problemas y situaciones críticas de la vida, anunciando que toda persona puede cambiar, teniendo en la mente un estado de positivismo y hacernos creer que todo está bien y todo pasará.

No hay que dejarse engañar la mente con falsos valores para buscar un escudo protector, es la exaltación de lo  irreal.   Como decir que toda enfermedad es el producto de la mente, eso es creer en magia, en fantasía o al creer viajar a otras dimensiones esa es una forma de locura.

Todo mentiroso espera que lo crean con engaños intencionados y conscientes, esperan sacarle ganancia con sus mentirillas diplomáticas.  El autoengañarse es simplemente una trampa que nos tiende la mente y que nos convence de una realidad falsa, desplegando un poder a su manera, creyendo que su decisión es la correcta, es una mentira que tranquiliza a la mente, siempre el automentiroso llegará a la decepción y buscará a agentes exteriores para culpar siempre buscando consuelo.

Fuente

Tenemos que activar nuestra inteligencia emocional.  No dejarse engañar por los mentirosos de oficio, que con su charlatanería nos quieren transmitir, cuentos, historias y situaciones que están distorsionadas al no ser objetivas con la realidad.

El ser humano tiene todo el derecho de la duda y a sentirse mal en algún momento por eso hay que tener acciones serias, rápidas, eficientes y responsables y no hay que engañar la mente con falsos valores para exaltar la irrealidad.

 

Disciplina y Personalidad una lenta maduración

La disciplina son leyes o reglas que rigen a un grupo o a una institución, mantienen su unidad, orden y cohesión. Cuando esto se refiere al individuo es buscar por reglas y enseñar un objetivo determinado.
La personalidad es el patrón de conducta que caracteriza a una persona, su actitud y pensamiento, todo esto está ligado a su formación en la temprana edad, para así ir moldeando una serie de factores como: los pensamientos, los sentimientos y los hábitos lo cual permite que el individuo tenga su marca propia, la cual describirá sus rasgos en el futuro.
Desde una temprana edad el niño va adquiriendo y absorbiendo toda una serie de enseñanzas a partir de la formación en el hogar bajo la tutela de sus padres, esa formación luego ira complementándose en la escuela, que en manos de buenos maestros y profesores irán conformando su desarrollo intelectual.
Todo buen pedagogo tiene como objetivo sembrar en los alumnos valores y aprendizajes a través del uso de una disciplina flexible para que el niño vaya moldeando su carácter. Esto es fundamental, en el crecimiento del individuo. No hay que malinterpretar disciplina con limitación de libertad, solo se busca que el niño aprenda a valorar las cosas en su entorno y que sus sentidos despierten positivamente en este proceso. Todos somos diferentes aunque nos hayan educado igual. Aquí se realza la inteligencia de cada individuo y sus orígenes hereditarios, también en la estructura social y económica de cada pueblo.

.

Una de las causas más negativas son los problemas sociales y económicos que afectan al individuo al no tener lo que es normal para otros. El hambre, la miseria, la falta de educación, la mala convivencia, la desigualdad, el miedo, la tristeza, el odio, el rencor, convierte a la persona en vulnerable, con una personalidad negativa. Viendo desde su óptica y desde su punto de vista lo vuelven una persona resentida en la sociedad. Probablemente la personalidad estará marcada por un sentido de culpa, con baja estima, tensos, impulsivos y fríos, por supuesto, esto es una reacción natural, realizada por la naturaleza misma. La necesidad hace que el hombre se amolde al compás de su vida y que puede surgir en la fuente de su destino.
Todos estamos sujetos a la duda, la mentira y la verdad. Tinieblas y luz, todo en una misma proporción, hay que buscar en sí mismo las mejoras y despejar la mente con sueños optimistas.

El Gran Basural

Fuente

 

Sobran los comentarios de gentes de profesiones diferentes. Todos opinan y dan soluciones salvadoras o milagrosas.  Todos quieren sobresalir con comentarios preñados de buenas o malas intenciones, quien sabe. Muchos son los opinadores de oficio.  Unos son versados en ciencias políticas, religión, salud, deporte, pero la mayoría en economía y en lo social.  Todos ellos están convencidos de que su mensaje llega al centro neurológico de quien lo escucha, que sus palabras serán oídas y darán base para su posterior debate.  Creo que todo esto es un gran basurero simbólico, juegos de palabras, promesas falsas.

Fuente

Considero que el problema viene de raíz y no es de ahora, es de hace siglos, lo que está pasando no es accidental es el resultado de todos nosotros.

A través de la historia hemos visto como nos hemos dejado arrastrar por un arrogancia que no tiene límites. Por valores superficiales, todo gira por apariencias y cargo que tengas. Cuánto tienes, cuánto vales.

Las guerras, revoluciones, golpes de estados, persecuciones, discriminaciones, hambre, miseria es el producto que hemos patentado.  Los gobiernos corruptos se han valido de cualquier artimaña para seguir saqueando sus países y las sociedades se hacen cómplices por un poco de migajas.  Cada país tiene el gobierno que se merece.  Todos somos protagonistas de este desastre, dejándonos arrastrar por ese impulso tan grande como un océano, pero con un dedo de profundidad: la arrogancia.

Fuente

Hemos sido el producto cultural y social de una sociedad determinada con sus valores propios de cada país o región. La población mundial ha crecido de una manera que ha llevado casi al colapso su existencia, la pobreza y el hambre rondan toda la humanidad.

Con esta expansión de grandes masas humanas, los bosques, selvas y espacios naturales han perdido terreno.  Muchos son los animales que han desaparecido o extinguido gracias a la tala indiscriminada,  al envenenamiento de las aguas de los ríos, lagos y mares, con desechos plásticos, y al verter en ellos productos industriales nocivos para los seres vivientes.  En muchos ríos no hay peces, hay bolsas y vasos plásticos, botellas, cauchos, colchones y pare usted de contar.

Total, en  todo un basurero se ha transformado lo que una vez fue un bello bosque, exóticas playas, caudalosos ríos, montañas llenas de pinos, área  recreacionales para pasear se han convertido en vertederos de basura.

El mayor enemigo del hombre es el hombre mismo, somos así, es nuestro instinto, un gran basural.

La Percepción de los Sentidos

Fuente

Los sentidos son las facultades que tiene el hombre de percibir por medio de diferentes órganos la impresión de los objetos externos.  Son cinco los sentidos, aunque en estudios recientes los psicólogos modernos han puesto en duda esta teoría.

Según la neurociencia podríamos tener hasta 33 sentidos ya que podemos saber quiénes somos, dónde estamos y qué nos rodea.

Fuente

Estos estudios son muy complejos y específicos, que abarcan todo lo relacionado como la ciencia, religión, hipnosis, bioquímica, metafísica, entre otras.

Me voy a referir a los cinco sentidos convencionales: la vista, el oído, el gusto, el olfato y el tacto.  Todos podemos percibir una gran variedad de sonidos; cualquier cosa que se dice tiene su peso, ya sea a favor del orador tiene un peso no por su contenido  o en contra suya por lo que hay que medir las palabras.  En todo lo concerniente a la palabra oral, el poder del orador, en realidad se lo concede el oyente tal cual como ocurre con las audiencias.  Las palabras orales en sí tienen poco valor incluso sobre el papel, es exigente darle a la palabra un peso, un poder oral por ejemplo: la palabra de algún político por televisión tiene un peso no por su contenido sino por la imagen de la persona que lo pronuncia y cómo lo pronuncia: cualquier persona utiliza la lengua para comunicarse y controlar a un público determinado.

Fuente

La palabra no es más que la existencia del hombre es la imagen de su ser interior y se basa en dos características primordiales: solicitudes y promesas.  A mayor número de promesas incumplidas, menor confianza, de acuerdo al uso de las palabras se puede deducir que una persona medianamente culta usa alrededor de quinientas palabras, en cambio un escritor o un periodista, más de dos mil palabras.

La palabra como herramienta, el diálogo, la escritura y la lectura, nos cambian y mejoran la vida, pero también si se usa la palabra por decirla y como adorno personal , lleno de promesas y falsedades de opacas intenciones, es muy perjudicial, para el entendimiento normal del oyente o de los oyentes, porque en lugar de motivar, desmotiva.  Es decir, la palabra entre iguales es justa, entre desiguales es injusta, porque en una cultura toda palabra tiene su precio y su peso, porque cualquier cosa que se dice, tiene sus pro y sus contras y todo lo que diga el orador, al escucharlo tiene un significado, cada rasgo se corresponde con una actitud característica en el que habla y en el que escucha, todo por su intención al decirlo y al oírlo.

 

Gran parte de la percepción auditiva en nuestro entorno urbano es funcional, generalmente cuando usamos nuestro sentido del oído y de la vista, adoptamos una actitud pasiva, nos recreamos con lo que vemos o escuchamos, estamos obteniendo un provecho, cuando usamos nuestro sentido del olfato y gusto, generalmente estamos consumiendo nuestra percepción hacia un agente determinado, poder percibir los olores y degustar los alimentos para el consumo.  

Fuente

Todo es diferente con nuestro sentido del tacto, ocurre de una forma más espontánea, vivimos con el sentido del tacto al día, es un asunto racional y este sentido adquiere su mayor armonía cuando hay ocasiones especiales e íntimas.