Carnaval

Fuente

El Carnaval tiene su origen hace unos cinco mil años; dicen que en el Imperio Romano lo hacían en honor al dios Saturno, también está vinculado con Baco, el dios del vino y de la abundancia, de las banales y orgías.  Los carnavales se celebran en los tres días que preceden al miércoles de ceniza.

 

Es una fiesta popular que se celebra en tales días con fiestas, comparsas ruidosas, bailes y disfraces, es toda una fiesta pagana, donde predominan los colores, las máscaras y disfraces.  Es como enunciar que el invierno se ha ido y nace la primavera, comienzan a brotar los nuevos retoños de las plantas, el verdor suple a la blanca nieve.

 

En la primavera todo renace de nuevo, hay en el ambiente olores y aromas diferentes.  Los pájaros cantan.  El rey Momo despierta de su letargo invernal.  Tiene una sonrisa sarcástica y una burla disimulada, lleno de ironía y humor.  Ha llegado la primavera: gocemos el carnaval.

 

En muchas partes del mundo se celebra estas fiestas de distintas maneras.   Los hay muy famosos como el carnaval de Río de Janeiro que es una gran fiesta popular de grandes proporciones y proyección mundial.  Largos desfiles de carrozas acompañados con música y bailes con el ritmo con todas las regiones de Brasil.  Esta fiesta popular dura de tres a cuatro días y son premiadas las mejores carrozas y comparsas que pasan con sus ritmos cadenciosos frente a las tribunas del Sambadrome.  Todos los años, Brasil es visitado por cientos de miles de turistas de todo el mundo, para poder ver y disfrutar de este espectáculo carnavalesco.

 

 


Fuente

Otro carnaval de fama mundial es el de Venecia donde la nobleza se disfrazaba y así podía mezclarse con el pueblo, y así de cerca podían palpar las necesidades y los problemas esenciales  de los más pobres.  Indudablemente este carnaval es más excéntrico y junto a las vestimentas multicolores  es algo  más  teatral.

 

Fuente

 

En Venezuela el carnaval se remonta al tiempo de la colonia, con bailes callejeros, murgas, disfraces y desfiles de carrozas, también en esas fechas se celebra el carnaval taurino:  “La Feria del Sol!” y las famosas comparsas de madamas que danzan al rimo del calypso en el Callao, Estado Bolívar.
En Caracas el carnaval quedó en un recuerdo.  Plazas repletas de gente, la mayoría disfrazadas, música y alegría de aquellos tiempos: todo eso se perdió ya solo queda el recuerdo de esos días, ahora queda una gran comparsa política, pero sin máscaras, sin caramelos, sin nada, solo el recuerdo de la negra Celia.

 

¡Ay, no hay que llorar,

no hay que llorar,

que la vida es un carnaval

que es más bello vivir cantando

oh, oh, oh, ay, no hay que llorar

que la vida es un carnaval

y las penas se van cantando

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *