Vuelo de los cuervos negros en el campo de trigo

Fuente

El mundo se transforma ante sus ojos, los personajes más diversos, los diferentes paisajes, la mágica noche estrellada, el campo, un árbol, un gesto, una sonrisa, los colores, la luz, todos son cómplices, todos se entrelazan como en un baile de fantasía. Vicent Van Goh, un hombre, un genio, el desconcierto.

 

Vicent Van Goh nace en el año 1883 y muere en el año 1990, está considerado junto con Rembradt como el más grande pintor de los países bajos, fue un revolucionario de la pintura, en su infancia vivió una pobreza desesperante.  Fue un hombre que vivió solo 37 años, su carrera como artista fue de muy poca trayectoria, pero dejó una huella imborrable a través de sus lienzos magistralmente ejecutados.

Fuente

Casi todas sus obras fueron hechas desde los 32 hasta los 37 años, a mediados de 1990, había perdido la razón y terminó suicidándose, había terminado la vida de un hombre incomprendido.

 

Vincent desde muy joven tuvo inclinación por los dibujos, con mucha disciplina poco a poco comenzó a dibujar, a pintar y a tener un estilo.  El postimpresionismo, fue un autodidacta y siempre tuvo el apoyo de un hermano hasta el final de su vida.  Vincent fue un hombre de una conducta neurótica que rayaba en la esquizofrenia,  había en el momento de crisis una ausencia de él con la realidad, pero no hay ninguna relación directa entre sus obras artísticas y su enfermedad mental.

 

El mundo se transforma entre las líneas, colores  y espacio, causando una emoción estética en sus pinturas y creando un protagonismo del espectador ante sus cuadros, donde la luz y sus colores fueron sus compañeros inseparables.  Colores vivos, tonos sombríos y terrosos, creador de pinturas al óleo, acuarelas y dibujos.  Son muchas sus obras.  Podemos destacar: Paisajes Urbanos, Naturalezas Muertas, La Iglesia de Auvert, donde predominan los colores: azul, negro, verde y ocre.  Los Pobres y el Dinero, Naturaleza Muerta con Biblia, donde destacan los  colores ocre terroso y amarillo; Cuatro Girasoles con un contraste de amarillo y azul de fondo, y Comedores de Patatas.

Fuente

Hay un cuadro que todos los amantes de la pintura al verlo lo identifican como su marca personal: La Habitación de Van Goh o el Dormitorio en Arlés, una cama, dos sillas, seis cuadros, una toalla, una pequeña mesita de noche, una jarra, un frasco, un portavela, una puerta azul, una ventana que deja entrar un poco de claridad y alguna ropa, solo esto fue necesario para poder plasmar con su sutil mirada una obra que es todo un simbolismo, todo lo puede, todo lo identifica, es un Van Goh.

 

Progreso es la ilusión con futuro

Todos los hombres nacemos iguales, solo la educación hace la diferencia, cuando esta está unida con un medio ambiente acorde y amigable, con un grupo familiar bien conformado, normalmente el resultado tiene que ser muy positivo para el hombre, por lo tanto, en la medida en que el hombre en su desarrollo vaya cultivándose con disciplina, con una gran formación moral y con estrategias, esto le dará una forma determinada a su personalidad, moldeando su carácter, su forma de pensar y de obrar.

Esto será determinante para el futuro del individuo y será complementado con el estudio o carrera que pueda escoger o lo que quiera hacer en la vida.

Lo que sea ponle corazón, lánzate a tu conquista y consigue el objetivo, todos sabemos que la ciencia trae consigo conocimientos, esto no constituye un bien en estado puro sino que también puede ser una maldición.

Cuando la criatura es imperfecta, utilizan el conocimiento para conseguir sus objetivos: surgen conflictos.  Una cosa es el conocimiento y otra la buena vida.

Tenemos la ilusión de  que el conocimiento acrecienta la libertad del hombre, la verdad es que incrementa el poderío, pero no podemos renunciar a la idea del progreso, porque el progreso es la ilusión con futuro.

Sueño en Escarlata

Fuente

Sobre la mesa había anotaciones de un texto antiguo a primera vista, enigmático e incompleto, junto a él, una tablilla de arcilla sensiblemente erosionada en la parte izquierda y también muy desgastada al final, sin lugar a dudas, era una tablilla cuneiforme mesopotámica, representando las palabras en forma de símbolos, cuñas y clavos.  Al extremo de la mesa había un palimpsesto, todavía conservaba restos de una escritura anterior.  Esas eran sus características, eran símbolos y signos de un documento antiguo.

Fuente

Debajo de la mesa, tirado en el suelo, había una hoja escrita y decía en inglés Eva,can i stab bats in a cave, se puso a pensar qué podría ser ese escrito, en español significa Eva pudo acuchillar murciélagos en una cueva.  Después de unos minutos pudo descifrarlo, era un palíndromo, palabras u oraciones que se pueden leer igual adelante que atrás.

El doctor se quedó pensativo y se sentó en un sofá, estaba cansado y poco a poco se fue quedando dormido y en su memoria llegaron recuerdos de cómo comenzó todo.

En el año de 1859 nace en Edimburgo, Arthur Conan Doyle, fue un médico británico que prestó su servicio militar en Afganistan, luego de la guerra se trasladaría a Londres donde abriría un pequeño consultorio médico.  Las cosas no le iban muy bien y por  intervalos comenzó a escribir relatos cortos de ficción y de aventuras.  Doyle fue alumno del renombrado médico y profesor escocés Joseph Bell, que había nacido en el año 1837, poseedor de un sentido agudo y de un método analítico y profundo, que influiría en el escritor.  Bell era un hombre de acción, amante de los deportes, también dominaba el género literario sobre todo la poesía.

Joseph Bell tenía un dominio y una exactitud en muchos aspectos sobre todo del hombre tanto física como intelectualmente; con muy poca información podía determinar muchas cosas del individuo empleando su método de lógicas y deducciones analíticas, fueron muchas las veces que sembró el asombro en sus alumnos y pacientes con las deducciones lógicas y afirmaciones acertadas.

Fuente

Conan Doyle tambiénuploads fue un asiduo lector de libros científicos, sobre todo un gran interés con todo lo relacionado a los manuscritos antiguos, conocer y descifrar los signos que están grabados sobre piedras, como ejemplo: la piedra Rosetta y su significado.  Este tema lo apasionaba, así siempre seguía las investigaciones de Edwin Norris que fue un eminente filólogo, lingüista de la lengua asiria antigua, igualmente de H.C Rawlinson, padre de la asiriología,  encargado del museo británico.  Doyle lo conoció personalmente. Interesado por las inscripciones de Behistun, las cuales había descifrado.

Personalmente creo que todo este almacenamiento de datos y conversaciones con estos ilustres investigadores prendieron en Doyle la mecha de su imaginación creativa y haber dado a luz sus célebres personajes.  El doctor Watson que es una copia de él, y del más célebre consultor detectivesco que ha existido  Sherlow Holmes que viene siendo el clon del profesor Joseph Bell.

Las aventuras de Sherlow  Holmes son conocidas mundialmente, es un género literario policíaco y ha sido llevado a la pantalla para deleite de todos aquellos que le apasiona el género policial, las deducciones y donde prevalece el infinito y en su búsqueda en las charadas, acertijos, paradojas y enigmas y poderlas resolver de una forma analítica, con un acertado resultado que le da un abanico de muchas satisfacciones y colores, sobre todo el escarlata.

Leyendas, tradiciones y sus héroes

Fuente

Mucho se ha hablado y escrito sobre este tema, sus verdades y mentiras, destacando siempre el valor, la destreza, genialidad y habilidades para eludir el peligro y un inagotable ingenio para crear situaciones que solo un héroe de leyenda puede ejecutar.

Son invenciones donde se entremezcla lo real con lo  irreal, para crear un ambiente embriagante de heroísmo, valentía, amoríos y justicia, con detalles hechos a la medida del protagonista,  llevándolo a la grandeza de la leyenda combinada con la historia, gracias a la visión artística de su creador.

Fuente

 

Muchos ejemplos hay en la literatura francesa y en los mitos celtas de la Gran Bretaña: Tristán e Isolda, Los Caballeros de la Mesa Redonda, La Vida del Rey Arturo y las Proezas de Lanzarote y su amada Ginebra, del Mago Merlín y de Robin Hood.

Son las tradiciones orales de origen popular que se han ido formando con mitos y leyendas donde se destacó el Rey Arturo, un caudillo británico que luchó contra la invasión sajona en defensa de Gran Bretaña; fue un monarca ideal con gran sabiduría, donde imperó la justicia, fue un caudillo y rey donde se destacó en la guerra y la paz.

Héroes de los siglos VI a.c.  Monarca de los Caballeros de la Mesa Redonda y siempre con su inseparable espada Excalibur, que poseía poderes sobrenaturales y prodigiosos, estaba hecha de ciertos minerales con influencia en los astros y ellos transmitía esa propiedad mágica a la espada.

También podemos citar a Roldán, personaje legendario, héroe de la epopeya francesa, basado en hechos históricos y leyendas.

Fuente

Muchas de estas leyendas se han venido creando a través del tiempo, se ubican en pueblos, comarcas o ciudades, tienen detalles históricos comprobados, creencias y tradiciones populares, reafirmando los valores del pueblo que los reclama.

Hipódromos

Fuente

Son recintos hechos para las carreras de caballos.  Tienen una pista en forma ovalada, cubierta de arena compactada o grama, con una longitud que varía según la carrera: 1.200 metros a 2.400.

Las carreras de caballos son un deporte que siguen los aficionados, gracias a la apuesta que ofrecen las taquillas.  Todos los hipódromos tienen gradas y todo tipo de comodidades.

En Venezuela en el año 1908 fue inaugurado el hipódromo del Paraíso por Cipriano Castro y el primer caballo en ganar una carrera fue Ursus.  Desde su inauguración la afición hípica en Venezuela fue  creciendo como la espuma. Ya para el año 1950 el hipódromo del Paraíso no se daba abasto, era demasiada la afluencia de los aficionados que iban al espectáculo.

Fuente

Para el año 1959 se inauguraría un nuevo hipódromo en las cercanías de Coche, El Valle, Caracas, La Rinconada, que vendría a sustituir al viejo hipódromo del Paraíso.

La Rinconada fue en su momento un recinto súper moderno, dotado de tres tribunas A, B y C. Con una capacidad de más de 12.000 personas, con una pista de arena compactada que variaba los metros según la carrera.  Sus instalaciones estaban provistas con las más modernas tecnologías de entonces.  Áreas de esparcimiento, cómodos baños, bares, restaurantes, taquillas y pantallas electrónicas, amplios pasillos y corredores se comunicaban entre sí para la mejor circulación de los aficionados, también contaba con equipo médico y un servicio veterinario de alta tecnología; además gozaba de un amplio estacionamiento y gran seguridad en todo el complejo.

Se podría decir que ir al Hipódromo La Rinconada un domingo era pasar un día placentero y cargado de  emociones, por todo lo que ofrecía.

Fuente

Su diseño fue inspirado por otros hipódromos en el mundo, tales como el de Belmont Park en los Estados Unidos, El Arcot de Gran Bretaña y el de Long Champ de Francia.  Venezuela en el hipismo a nivel mundial era referencia, al poseer uno de los hipódromos más bellos y funcionales del mundo.

Mi afición por las carreras de caballos comenzó más o menos a los doce años, gracias a un tío que era hípico a rabiar y tenía almacenado en un cuarto de su casa cientos de revistas especializadas en el hipismo, las cuales me iba regalando.  Yo recortaba las fotos de las tapas a color de la revista, Hipódromo y Gaceta Hípica, en una mesa con dados hacía mis carreras: juguemos al 5 y 6.

El primer caballo en ganar una carrera en la Rinconada fue el ejemplar Juan Griego, siempre me acordaré de Burlesco, una bala en la pista; de Gradisco, el primer triple coronado de Venezuela; de Gelinotte, tremenda yegua, ganadora de varias triple coronas, algo nunca visto; y de Catire Bello, uno de mis favoritos.

Fuente

Fueron muchos los años que este deporte despertó en mí una gran pasión, fueron muchas las veces que fui al hipódromo a presenciar algún clásico, muchas veces iba al pado a ver a los caballos con sus jinetes y preparadores a ver si cazaba alguna seña para apostar.

Recuerdo que la última vez que fui a la rinconada fue en el año 1990, corría el ejemplar Catire Bello, el cual ganó ese día.  Después me fui retirando poco a poco del espectáculo, pero siempre lo seguía viendo por televisión, escuchaba los comentarios y las narraciones.

Fueron tantos los domingos junto a mi padre y mis tíos, mis primos y yo viendo carreras por televisión. Después del almuerzo, nos sentábamos frente al televisor y después de cada carrera escuchábamos a nuestros mayores hablar de la carrera o cualquier otro tema.  Hablaban de los jinetes, de los preparadores, de cualquier novedad en el área del hipismo y algunas veces algo de política o algún chiste u ocurrencia del momento.

Fueron momentos inolvidables y viene ahora a mi mente, cuando el gran Ali Khan decía: “preparado, listo, partida” con su voz peculiar y el dominio perfecto en su narración.  Fueron los tiempos pasados que siempre recordaré.