Dos culturas diferentes y un muro

fuente

El 12 de agosto de 1961 empezaría la construcción de un muro que separó a la ciudad de Berlín en dos partes, ciento cincuenta y cinco kilómetros de muro y alambrada, también fue creada la franja de la muerte que consistía en un foso y una pequeña carretera con alambres de púa.  Por ella circulaban vehículos militares.  Todo estaba cubierto por sistemas de alarmas y patrullajes de guardias con perros. Toda una obra de la imaginación militar, símbolo de la guerra fría.

Continue reading “Dos culturas diferentes y un muro”

El genio de las estructuras y fundaciones de hierro

fuente

Barandillas y vallas, tuercas y tornillos, escaleras, soportes y postes metálicos, dos millones quinientos mil remaches colocados al rojo vivo, andamios de madera y pequeñas grúas a vapor.  Casi dos años y medio duró la construcción de esta importante obra metálica, símbolo hoy en día de Francia, reconocida mundialmente como la torre Eiffel; criticada duramente antes de su inauguración por muchos artistas de su época, unos decían: esqueleto de atalaya, otros: pirámide flaca retorcida o esqueleto gigante falto de gracia, pero luego de su inauguración y por el gran éxito popular que cosechó acabó con las protestas y fue la obra más visitada durante la exposición mundial de 1889 en París.

Continue reading “El genio de las estructuras y fundaciones de hierro”

Necesidades de qué

fuente

La necesidad de ser necesitado sin necesitar a nadie es una necesidad.  Por ejemplo: se necesita amigo o pareja para pasarla juntos, viendo el celular, qué triste realidad.  Venimos a este mundo solos y nos marchamos solos.  Lo más importante es conocerse a uno mismo y buscar mejoras en todos los sentidos.

 

El hombre en su afán de demostrar entre todos los animales que era el más inteligente creó las necesidades, lo primero que hizo fue crear la necesidad de algún personaje para que lo veneren, lo idolatren; a esta creación se le ha dado un nombre, se le ha buscado un alma, un sin fin de mentiras y castigos y sufrimientos.  El tiempo quedó inmóvil han pasado dos mil años y todo igual, glorificándolo al compás del tic-tac del reloj.

fuente

Las ideas abstractas fluyen y no son lo que la gente suele creer, son emociones y afectos vistos en otra perspectiva; es la deuda perenne que debe pagar por pensar de una forma diferente. El hombre juzga y es juzgado, esto desata un placer  casi divino.  Los sueños rebotan en otros sueños, creemos en lo divino.  Escabullir todos los sentimientos guardados escondidos en lo más profundo de nuestras almas.  El hombre al final sustituye a Dios con el humanismo y de lo más irreal y del sueño nace el hombre dios.

fuente

El poeta inglés Percy Bysshe Shelley hace un tratado sobre el ateísmo y sus necesidades.  Las creencias de una persona son involuntarias porque las personas ateas no eligen serlo, la mente no puede creer en la existencia de un Dios.  Al hacerse esta pregunta ¿Se necesita a Dios para vivir bien?

Estar necesitado o tener la necesidad es una carencia de algo que se considera imprescindible, también podemos decirlo en plural, hacer las necesidades: evacuación temporal de orina y heces.  Necesidad es carencia de algo o sea, el hombre las inventa, inventa el vacío de esas carencias y con ellas el reflejo compulsivo de toda conducta humana.

Desentierro de una ciudad

Fuente

Cuántas veces el hombre ha querido retroceder el tiempo y adentrarse al pasado para así poder vivirlo y sentirse parte de aquellos tiempos.  Son muchos los libros, revistas y ensayos que se han escrito, tratando de hacer que el pasado se haga presente.  Son muchas las ruinas que quedan esparcidas por los continentes que se remontan a siglos de historia.  Muchos escritos antiguos han sido desempolvados y de ellos tenemos más o menos una visión de su historia, de su gente, de su gobierno, de sus viviendas, de sus artes, de sus vidas. Continue reading “Desentierro de una ciudad”