La Biblia del Boxeo

Don Roberto Riveiro.

Provisto de una mente prodigiosa, podía recordar todas las peleas, en que año, en donde y cuantos rounds había durado el combate. Todos los récords habidos y por haber estaban almacenados en su memoria, era todo un caudal de conocimientos. Pero no sólo de boxeo sabia, Roberto había leído mucho en su Cuba natal ya que en la Habana fue estudiante de veterinaria.

Muchas veces fue a participar en programas de la radio donde hacían preguntas de todo tipo en las cuales siempre se destacaría con acertadas respuestas. Roberto indiscutiblemente dominaba la cultura general, eran variadisimos los temas absolutamente disimiles podía ser de música clásica por ejemplo, se sabia las fichas geográficas de todos los grandes de la historia. Igualmente podía decirte una completa relación de las obras de cada autor.

Su arma principal fue la nemotecnia, que no es otra cosa del arte de ejercitar la memoria mediante ciertos métodos.

Yo conocí a Roberto Riveiro gracias a su hijo Oscar Riveiro que era socio mio de una empresa que habíamos empezado juntos hacia varios años. Roberto simpatizo conmigo y de allí surgiría un a gran amistad. Por 19 años fui un gran recopilador del béisbol de las Grandes Ligas, fueron conocimientos que adquirí bajo la tutela de Don Roberto.

Siempre lo recordare con sus bromas a flor de labio. Tomador de pelo, mamador de gallo, un jodedor y bohemio, pero por encima de todo un pozo de sabiduría. El para mi fue más que un amigo, para mi fue como mi segundo padre y toda la vida lo recordaré.

Voy a tomar esta frase de A. France

“El presente es árido y turbio, el porvenir se mantiene oculto, toda la riqueza, todo el esplendor y toda la gracia del mundo están en el pasado”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *